Miembro superior

Inestabilidad de Hombro

El hombro es la articulación con mayor rango de movimiento de todo el cuerpo y esta formada básicamente por un hueso esférico (la cabeza del húmero) que articula con un hueso semiplano (la glena), y se mantienen unidos entre si gracias a fuertes ligamentos y músculos que estabilizan dicha articulación. El labrum y la capsula articular forman parte de esos ligamentos.

Cuando se produce un episodio de luxación de hombro, la cabeza del humero pierde el contacto con la glena, el hombro se “salió de lugar” y generalmente se lo recoloca en una guardia. El paciente evoluciona con dolor, perdida de fuerza y sensación de que el hombro en cualquier momento puede volver a luxarse.

Al estudiar el hombro con una resonancia magnética veremos que existe una rotura del labrum y de la capsula articular. A este cuadro se le conoce como Inestabilidad del Hombro.

Luego del episodio de luxación y su posterior reducción, se recomienda al paciente colocar el miembro en un cabestrillo y comenzar un tratamiento con hielo, antiinflamatorios y kinesiología, con ejercicios para recuperar la movilidad y la fuerza del hombro. Si este tratamiento resultara insatisfactorio se recomendara el tratamiento quirúrgico para reparar las lesiones del labrum y la capsula articular.

Cabe destacar que los pacientes jóvenes, que realizan cualquier práctica deportiva, tienen grandes chances de reluxación, cada vez con mecanismos de menor energía, aumentando con cada nuevo episodio, las lesiones capsulares y ligamentarias y dañando el cartílago articular. Es por esto que a estos pacientes se les recomienda el tratamiento quirúrgico luego de un primer episodio de luxación. La cirugía, conocida como artroscopia de hombro, se realiza con anestesia del hombro (no anestesia general), y pequeñas incisiones en la piel, para introducir a través de ellas una cámara en la articulación, identificando la rotura del labrum, reparándolo utilizando arpones biodegradables que contienen hilos extra resistentes con los que se sutura la lesión, restableciendo la anatomía normal del hombro y su estabilidad.

Lesiones del Manguito Rotador

Es un grupo de 4 tendones (supraespinoso, infraespinoso, redondo menor y subescapular) que se encuentran cubriendo a la cabeza del humero como un manto, en el espacio que existe entre este y el acromion.

La función de estos tendones es proporcionarle estabilidad a la cabeza del humero y participar en los movimientos de rotaciones del hombro.

La causa mas común de dolor de hombro es por lesiones en alguno de los tendones del manguito rotador. Estos se pueden inflamar (tendinitis) o se pueden romper en forma parcial o total. La lesión puede ser traumática luego de un golpe o esfuerzo o degenerativa, por desgaste y debilidad del tendón. La afección puede comprometer a uno o mas tendones del manguito rotador. Los síntomas suelen comenzar como dolores nocturnos, al intentar dormir del lado afectado y empeoran con los esfuerzos (ej. cargar cosas pesadas), con las rotaciones (ej. jugar golf, ponerse una campera, abrocharse el corpiño, etc.) o con las actividades que requieran el uso del miembro por encima de la cabeza (ej. tenis, vóley).

Las tendinitis se tratan con rehabilitación kinésica (fisioterapia y ejercicios) y eventualmente si no hubiera buen resultado se puede realizar una infiltración en el hombro con drogas anestésicas y antiinflamatorias. Las roturas tendinosas suelen tener pobres resultados con tratamientos conservadores, requiriendo generalmente, sobre todo en personas con alta actividad, la reparación quirúrgica del tendón o los tendones afectados. La cirugía, conocida como artroscopia de hombro, se realiza con anestesia del hombro (no anestesia general), y pequeñas incisiones en la piel, para introducir a través de ellas una cámara en la articulación (1) y visualizar las lesiones (2, 3 y 4) y luego colocar los implantes (5) e instrumental para repararlas (shaver, radiofrecuencia, arpones). Al reinsertar el tendón al hueso donde se desprendió, se logra dar nuevamente cobertura a la cabeza del humero (6) para que este recupere sus funciones habituales y deje de provocar dolor.

¿Por qué tratarte en ITRA?
  • Profesionales altamente capacitados
  • Calidad probada en la atención médica
  • Permanente actualización médica y tecnológica
  • Trato cordial y ameno
  • Consultorios y sala de espera confortables
  • Disponibilidad inmediata de turnos

Dr. Francisco Astudillo


Médico Traumatólogo
Universidad de Buenos Aires

Déjenos su consulta
Turnos Online
Otras especialidades
Copyright ©2015 - ITRA - Todos los derechos reservados